Los SWAT asaltan a un ejecutivo de Bungie

0
2789

Buenos días, compañeros Guardianes.

Hoy traemos información curiosa a la par que movidita. Y es que hace un par de días leíamos en diversos medios americanos que uno de los ejecutivos de Bungie ha sido víctima de lo que se conoce ya como “Swatting”, que no es otra cosa que una broma (asaz pesada, dicho sea de paso) consistente en dar una falsa alarma a los cuerpos policiales de tal modo que, alertados por la denuncia, proceden al despliegue de cuerpos especiales. Estas unidades de SWAT son el homónimo estadounidense de los GEOS en España y se caracterizan por ir fuertemente armados al estar dedicados a operaciones de lucha contra terroristas y amenazas graves para la seguridad ciudadana.
Los vecinos, testigos de primera mano, relatan cómo a altas horas de la madrugada, un helicóptero comenzó a sobrevolar la casa del ejecutivo (cuya identidad no ha sido dada a conocer) y mantuvo la vigilancia durante aproximadamente 45 minutos. Les resultó harto inusual debido a que, de ordinario, no existe tráfico aéreo en la zona.

Arte-Jessevandijk-overtower-141102
Si bien es cierto que forma parte de la idiosincrasia norteamericana el reaccionar de forma exagerada en situaciones que en otros países serían atajadas de una forma algo más discreta, en esta ocasión el despliegue estaba, hasta cierto punto, justificado. Y es que la denuncia que recibieron no era para tomarla a broma (pese a que resultase serlo). Según ha trascendido, la llamada la realizó alguien que pregonaba ser un delincuente armado con un rifle de asalto y que tenía a la familia tomada como rehenes. Además, aseguró haber colocado explosivos en el jardín y exigía un rescate de veinte mil dólares. La respuesta no se hizo esperar y el espectacular despliegue incluyó vehículos de emergencia, equipos policiales, activación de protocolos especiales… cuál sería la sorpresa cuando, al entrar en la vivienda, encontraron a la familia durmiendo con total normalidad y, por descontado, sin secuestro ni asaltante.
Hasta el momento, no se ha podido identificar al responsable, pero sí se ha podido determinar que el aviso no se hizo desde la casa, sino a través de IP. Las sospechas giran en torno a alguien que pudiera estar vinculada a la industria del videojuego y “quizá un contratista o alguien que no tuvo una gran experiencia trabajando con él”.

hotfix_1013_header_1
Lamentablemente, no es la primera vez que sucede. En agosto, por ejemplo, un jugador de Counter Strike fue arrestado en plena partida por citar alguno de los varios casos sucedidos a lo largo del presente año.
Dejando al margen las consideraciones sobre si se trata de algo jocoso o no, hay que valorar el hecho de que estas denuncias falsas incurren en delitos que pueden conllevar un año de cárcel y multas de hasta cinco mil dólares. Por otro lado, los recursos que se consumen en estas intervenciones tampoco son para tomarlos a risa y por último está el hecho de que se pone en riesgo la vida de muchas personas, ya no solamente porque algo pueda salir mal en la operación si no porque es posible que un equipo esté atendiendo a una de estas gamberradas sin saber que son tal cosa y mientras, en otro lugar, esté sucediendo algo real y no haya efectivos disponibles por culpa de algún gracioso que no sabe perder.

Un saludo Guardianes y, por si acaso, masacrad bajito no sea que os confundan con lo que no sois 😉

Leave a Reply

Se el primero en comentar!

Notificarle
wpDiscuz