La historia de Destiny 2 (Vol. 6): Panoptes y el Bosque Infinito

1

Con la inminente llegada de la expansión El Estratega a Destiny 2 no estaría de más echar la vista atrás un poco y profundizar en la narrativa de la primera expansión por si los acontecimientos de una y otra historias pudieran estar ligados. Así pues, guardián, escarbemos un poco en la historia de Osiris y los vex:

Poco después de acabar la Guerra Roja contra los cabal, llegaron a Ikora extraños informes provenientes de los devotos de Osiris que aún se aferraban al semidestruido planeta Mercurio, razón por la que ella decidió enviar a sus encubiertos (guardianes que trabajaban para Ikora en secreto) e investigar qué sucedía.

Estos volvieron con Saguira, que había sufrido un ataque desconocido. Ella era la Espectro de Osiris, conocido como el héroe de los Seis Frentes, un guardián para muchos el más poderoso y sabio de todos. Fue el único Comandante de la Vanguardia exiliado de la Ciudad, debido a sus radicales pensamientos sobre el Viajero, la Luz y la Oscuridad, pues el Orador y muchos otros pensaban que desviaba a los guardianes de sus cometidos originales. Desde entonces su paradero fue desconocido, al menos hasta ahora.

La actividad vex había aumentado en Mercurio, por lo que Ikora le pide a nuestro guardián que investigue el planeta de forma extraoficial para saber qué estaba sucediendo y si Osiris estaba involucrado en ello. Una vez en Mercurio, descubren que vex de diferentes eras estaban convergiendo en Mercurio, además de encontrarse con el Hermano Vans, custodio del faro y de las profecías perdidas, quien les informa que pueden revivir a Saguira en un templo de Osiris oculto en la ZME, lugar en que se encuentran los demás discípulos de Osiris.

Cuando llegan al templo se percatan que los discípulos estaban muertos a manos de los caídos, quienes habían tomado el lugar. Tras recuperarlo, intentan revivir a Saguira utilizando tecnología modificada vex que allí tenían, pero Saguira acaba introduciéndose en el espectro de nuestro guardián, quien toma temporalmente su cuerpo. Ella les cuenta que fueron atacados por los vex en el Bosque Infinito, por lo que parten de regreso a Mercurio para encontrar a Osiris.

El Bosque Infinito es la forma en que llaman al laberinto infinito de realidades ubicado en Mercurio, construido por los vex y del cual nunca nadie que se supiera había salido antes, una estructura por la que Osiris se decía estaba obsesionado. En dicho lugar, los vex son capaces de simulan realidades, las cuales más allá que simples simulaciones, son letales. La Mente que lo controla es llamada Panoptes y su único objetivo es reformular la realidad para los vex, una sin Luz ni Oscuridad, en donde el sol ya no existe y la vida ha muerto al completo.

Saguira les cuenta que Osiris había adaptado parte de la tecnología del Bosque para sus propósitos, y conseguir así crear reflejos suyos capaces de actuar en muchas realidades al mismo tiempo, ellos se mantuvieron por años evitando que Panoptes simulara una realidad perfecta para lograr sus ambiciones, pero sólo lograban retrasarlo en sus esfuerzos, evitando temporalmente la caída de la civilización humana.

Tras encontrarse con sus reflejos y conocer el futuro que les espera de no lograr derrotar a Panoptes, nuestro héroe decide dirigirse a Io con el fin de encontrar en el Piramidión un mapa del Bosque Infinito que pueda llevarle hasta Panoptes.

En el Piramidión logran hacerse con las coordenadas de un nodo del Bosque el cual posía un mapa de este, pero una vez encontrado, Saguira no puede dar con la ubicación de Panoptes pues el Bosque Infinito es demasiado grande y en constante cambio, necesitando de un procesador más potente para lograr escanearlo al completo en tan poco tiempo, algo que sin embargo una Mente maraña vex sí podría lograr. Es así como los Encubiertos de Ikora logran encontrar una, pero en la batalla su procesador sería dañado, no pudiendo hacer nada al respecto y encontrándose nuestros héroes en un camino sin salida.

Entonces a Ikora se le ocurre averiguar el código que generó a panoptes en el pasado, el mismo algoritmo que genero al bosque infinito, y usar esos datos del pasado para de ese modo dar con su ubicación en el presente. Datos que consiguen tras derrotar a la Mente Raíz del Bosque Infinito, con la cual se logra revelar la ubicación de Panoptes.

Sin embargo, un nuevo futuro fue creado como resultado de ese suceso, ocasionado por una subrutina defensiva vex, creando nuevas ramificaciones de la realidad. Apareciendo Panopte ante ellos, llevándose a Saguira y expulsando a nuestro Guardián del Bosque Infinito.

Al no poder regresar al Bosque, Ikora en persona viene a ayudar y crea un portal con sus habilidades, manteniéndolo abierto hasta que logren salir de allí. Una vez dentro otra vez, se da la batalla decisiva entre nuestro guardián favorito y Panoptes. Tras una ardua lucha, Panoptes se dispone a borrarles del Bosque con su poder, sin embargo Osiris aparece en persona y bloquea su ataque, otorgándole el tiempo para neutralizar sus defensas y así acabar con él, rescatando también a Saguira.

Una vez fuera del Bosque Infinito, Osiris se vuelve a encontrar con su mejor alumna, Ikora. Así como también se impresiona, pues en todos sus cálculos nunca previó a nuestro guardián. Ikora también señala que ni con todo el Bosque Infinito a su disposición los vex pudieron simular el despertar del Viajero o a nuestro protagonista, quien contrario a toda lógica escapa de cualquier simulación y se convertirá en la clave para salvar a nuestra realidad de la conquista vex. Como también lo cree la desconocida exo proveniente del futuro, quien de todas las líneas de tiempo que ha visitado, solo en esta conoció a nuestro guardián y las proezas que ha logrado.

Pero no todo fueron buenas noticias, Saint-14, el titán más famoso de todos, ex líder de la Vanguardia de titanes y que desapareció de la Ciudad hace mucho en búsqueda de Osiris, fue encontrado muerto en el Bosque Infinito. Poderoso titán que antes de morir acabó con cientos de vex, los cuales de alguna forma lo reconocieron y le crearon una tumba, para sorpresa de nuestro guardián y de su Espectro, quien lo había conocido con anterioridad a encontrarle y le consideraba su amigo.

En cuanto a Osiris, sin Panoptes en su camino se ha autoproclamado dueño del Bosque Infinito, sin querer volver a la Ciudad al considerar a este su hogar. Al menos hemos dado con su paradero, sabiendo que no está muerto y que quizás podremos contar con él frente a futuras amenazas.

Y por supuesto guardián, que la Luz te acompañe.

Leave a Reply

1 Comentario en "La historia de Destiny 2 (Vol. 6): Panoptes y el Bosque Infinito"

  Subscribe  
Nuevos Antiguos más votado
Notificarle
Legion Looterana
Miembro

Gran artículo. Seguid así. Un saludo.